martes, septiembre 19, 2006

Tele Satelital

El fin de semana pasado tuve la gracia de conocer la televisión por satélite. En una zona urbana, la única ventaja que tiene por sobre el cable es que tiene más canales. Siempre me resistí a la televisión satelital porque es más frágil al clima, es más cara y algunas cosas de uso que la hacen más incómoda. En una zona rural, bueno, es la única manera de ver televisión, y en el campo no tuve más alternativa que asomarme al mundo de la TV Sat.

Un verdadero geek no puede ver televisión de la misma manera que el resto de los mortales. Si nos gustó una serie, la bajamos en la computadora gracias a iTunes o a cualquier otro medio que encontremos, y la vemos cuando tenemos tiempo.

La televisión por satélite es lenta para el zapping, y nuestra sensación de diversión empieza cuando vemos por lo menos tres cosas al mismo tiempo. Y es que, a menos que estemos viendo algo que valga la pena -como el episodio seis de la Guerra de Las Galaxias donde cada segundo debe ser reverenciado-, sabemos cuando una escena vale la pena y cuando huir en pos de lo que otro canal ofrecerá en alguna parte.

Mal zap, buen sistema de menúes. Pero el control, que ya tiene demasiados botones, no tiene para pasar por página y eso es muy poco conveniente. Para el asombro del dueño de casa, descubrí los juegos gratuitos que tiene el sistema satelital de tv, y que muestran el potencial que podría tener el aparato decodificador, que es una verdadera computadora.

Por lo demás, el control remoto es terriblemente malo en todos los aspectos: tiene demasiados botones, las funciones están mal dispuestas por lo que tiene dos conjuntos de navegación distinta, los carteles indicadores que están impresos en el control se borran con muy poco uso y nos queda un control mudo. La sensación del apretado de los botones es pésima.

Otra de las cosas enloquecedoras es comprar una película a un precio que no es muy barato, y tener que verla de corrido porque no tiene pausa.

Y tener dos controles remotos siempre en la mano? Porque no tiene control de volumen, o no engancha con nuestro televisor que no está listado dentro de los que podrían, eventualmente, recibir comandos si lo configuramos correctamente. En una mezcla de buena idea y de una implementación horrenda, tenemos como primera línea de botones en el frente, cinco botones que nos permitirían  manejar distintos aparatos con el mismo control: la compactera de CD's, el televisor, la VCR, el DVD o Mp3 player y finalmente, el decodificador satelital.

Esos botones son los primeros que apretamos cuando no conocemos el control remoto (al que se le han borrado las etiquetas) y que nos descontrolan inmediatamente. Como no hay ningún indicador que nos avise que estamos enviando un cambio de disco al CD player -que no tenemos- tratamos de cambiar infructuosamente de canal, y pensamos que
  1. estropeamos el control
  2. no tiene pilas
  3. pusieron a un verdadero sádico a diseñar este control
La opción correcta es la 3.


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home