viernes, julio 21, 2006

SPAM que me hiciste mal...

Le dijeron que Internet era lo último, le insistieron y se puso su
página web. Le querían cobrar bastante por un diseño de sitio web, pero
el hijo de un amigo se lo hizo por el pancho y la coca. Es bastante feo,
pero cumple su propósito. ¿No viste mi sitio web? Le cuenta a sus
vecinos. Mandó hacer las tarjetas con la dirección de mail y ahora las
tiene que hacer otra vez para incluir la página web. Igual le habían
puesto mal el nombre.

Hasta ahora mucha diferencia no le significó esto de Internet y es más
la plata que puso que la que le entra. Le llegó un mail en el que le
venden un CD con direcciones de mail y el programa para editar un mail y
mandarlo a todos los pobres diablos que están hartos de recibir mail
basura. Y bueno, si todos lo hacen, él por qué no lo va a hacer?

Le llega el CD con una moto y le paga al motoquero unos 10 dólares. Mete
el CD y corre el programa. Se queda pensando casi una hora mientras
redacta el mail que le va a generar una fortuna. Listo, el programa
empieza a mandar unos cien mil correos electrónicos y se va a quedar
toda la noche trabajando. Apaga el monitor y se va a dormir.

Al otro día se pone a revisar qué es lo que hizo el programa y hay un
cartelito que le pregunta si se quiere conectar a Internet... y claro,
él quería mandarlo a la noche porque el teléfono es más barato. Lo manda
igual, ya está podrido. Se conecta y empieza a mandar el correo... de
golpe se da cuenta que no le puso sus datos personales, y que no hay
ninguna forma de contactarlo. Le pone la dirección del sitio web... y
le podría poner el número del teléfono celuluar, no... lo van a llamar
para venderle cualquier cosa, le está mandando un mail a cientos de
miles de personas.

Se decide y lo manda igual, con el celular y todo. Está amargado porque
de unos diez llamados que tuvo, ocho eran para insultarlo por mandar
SPAM. "Sacame de tu lista". Pero dos eran de las buenas, o así le
pareció. Quedaron en llamar de vuelta.

De todos modos, él no está haciendo nada malo. Es su laburo. Los chinos
esos que mandan esos mails vendiendo pastillas, esos sí que están locos.
No se puede vender esa porquería por internet. Y cómo te dejan la
casilla de correo. Un amigo que tiene hotmail todo el tiempo se queda
sin espacio de todo el mail basura que le mandan. Y claro, si puso el
mail en cada porquería, cómo no lo van a joder de todos lados. De lo
contento que estaba le daba el mail a todo el mundo. Ahora se quiere
matar. Se va a pasar al de Google, que le da más espacio.

Cada vez es más complicado mandar SPAM. Te filtran, no te muestran las
fotos, salvo el Outlook Express, todos los programas de correo tienen
filtros de SPAM. Qué grande Microsoft! Esos sí que dejan trabajar a la
gente. Un amigo le pasó una cosa que tiene que incluir en los correos
para validar que lo están leyendo. Funciona solamente en los Outlooks,
por lo menos mientras estén sin pachear. Igual, nadie pachea a menos que
tenga alguien que le pesadea. Qué grande Bill! Vos sí que sabés repartir!

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home