martes, julio 18, 2006

Dime qué usa tu sysadmin...

...Y te diré quién es realmente. Seamos claros, la verdad que tu sysadmin no quiere que conozcas. Les recomiendo imprimir esto y guardarlo en un lugar secreto.

Marica / bebé / niño de mamá
Usa Windows, instala Windows y conoce Windows. Generalmente sus herramientas son pirateadas porque en Windows, la única manera de hacer algo que en *Nix puede hacerse con un simple script es con un programita. Siempre tiene instalada la última beta de todo, y su máquina personal se arrastra suplicando perdón. Es el fruto de miles de instalaciones -muchas fallidas- y de una registry gorda y prostituida. Cuando tiene que dar soporte, la primera herramienta a la que apela es el Vnc, aunque tenga que hacerlo por teléfono celular y le cueste carísimo, si no ve la pantalla no entiende.

Travestí
Instala servidores en *Nix y en Windows, su máquina personal es un Windows y se parece mucho al SysAdmin anterior. No tiene problemas en instalar problemas pirateados y crackeados, estos dos primeros tipos de SysAdmin son expertos en bajarse cosas y encontrar números de serie de cualquier cosa. Este tipo en especial no suele llevar una contabilidad de licencias y no las informan correctamente: son el dolor de cabeza más grande del departamento de legales porque piensan que a último momento se pueden cambiar a esa versión de Linux que es gratis y que aunque puede ser mejor no la instalan para no quitarle funcionalidades a los usuarios y no tener problemas.

Hombres  y Mujeres de Verdad
Sólo instalan servidores Windows dentro de una virtual machine. La funcionalidad completa de la empresa está asegurada bajo servidores *Nix, y está migrando los pocos que quedan en Unix a Linux. Tienen sus redes segmentadas y llevan un control férreo de puertos que se pueden abrir y de programas que se pueden instalar. Las licencias están al día porque respetan el software comercial y ayudan a respetarlo. No les gusta hablar, pero cuando lo hacen pueden dar un sermón largo y conmovedor... fundamentalmente largo y aburrido. Muchas veces te hacen sentir que toda tu vida es un chiste o algo parecido, y que algún día cuando te animes, vas a ser una persona verdadera. Son lentos en el soporte al cliente y muchas veces se rebelan cuando se les pide algo que no les resulta lógico, pero las cosas funcionan siempre.

Seguidores de Richard Stallman
Esta raza de super-sysadmins no instala nada, pero absolutamente nada que no sea de código abierto y gratuito, suscrito a la versión de GPL 2 (y si es posible de GPL3) en su licenciamiento. Son un verdadero dolor de cabeza cuando uno tiene que pedirles algo que tenga algún tipo de innovación. Sus usuarios no conocen las caídas de redes, ni las caídas de sistema, y son los usuarios más ingratos que se pueda desear, justamente porque dan por sentado que todo siempre funciona: sólo sienten que están espantosamente fuera de moda, y que para cualquier lado que miren se encuentran con gente más en sincronía con el nuevo milenio. Bueno, es que estos SysAdmin consideran que las interfaces gráficas son para sub-personas que no pueden dejar de arrastrar la mano por una felpilla. También creen que nadie necesita sincronizar sus datos con un PDA que no corre Linux (en modo texo, también) y creen que Slackware se ha desviado de su camino purista original. Nada en sus computadoras personales tiene semejanza con lo que usan los simples mortales. El sysadmin que conozco tiene un teclado todo negro, sin letras ni números ni símbolos. Y tiene un trackball rarísimo. Manda mails con el vi, en modo texto, claro...

X-SysAdmins
Esta clase de sysadmin son administradores de raza. Hay una leyenda que corre por la red y que dice que un servidor Novel se perdió en una reforma estructural, y que siguió funcionando durante más de cuatro años sin que se lo reiniciara ni se le pudiera dar servicio alguno porque simplemente no podían ubicarlo físicamente: estaba encerrado en un tabique que construyeron sin poner cuidado. Bueno, el X-SA podría pasar la misma prueba, porque no sabemos si necesita otro alimento que una consola. Es un mutante que tiene la capacidad de administrar y corregir los problemas, simplemente gracias a su presencia. No se toman vacaciones reales porque no tienen habilidades sociales de ningún tipo, simplemente se vuelven invisibles y se ríen de los reemplazantes que tienen infinidad de problemas. Tienen un séptimo sentido que los conecta a la red central y si se despiertan agitados un domingo a la madrugada es porque el servidor de mail tiene un problema de disco. Todo funciona mientras tengan el humor y la buena vibración necesaria. Si la nueva telefónista no responde a sus torpes encantos, todo el sector experimentará fenómenos poltergeist variados y saltos en la red y cruces de chats y gatos que pasan dos veces por el mismo lugar. No toleran la luz del sol, y se les hiere mortalmente con un error de stack en el corazón del firewall. Si usan anteojos negros es para no fulminarnos con la mirada.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home