martes, enero 09, 2007

Servidor Hogareño

Estaba leyendo una noticia en la que Microsoft presenta su versión de servidor hogareño y me pareció que podía resultarles interesante mi experiencia de estos dos últimos años en la implementación de un servidor en el hogar.

Un servidor es una computadora que se pone en algún lugar tranquilo de la casa, para no tocarlo mucho más y no usarlo directamente sentado a la pantalla. El propósito de esta computadora es que provea servicios de la manera más estable que sea posible.

Qué es un servicio?
Hacer las compras es una actividad. Uno va al mercado, elije la fruta, imagina el menú que vamos a comer y paga. Es un despliegue de imaginación y recreación. Cuando uno determina que lo que necesita es un litro de leche todas las mañanas en el desayuno, uno empieza a delinear un servicio. El servicio aparece con la madurez de una actividad cuando uno determina las necesidades que posee y su periodicidad.

Tener una buena cantidad de servicios bien armados es descargarse de una responsabilidad y pasar solamente a su control. Las personas que tienen experiencia con un buen conjunto de personal de servicio entienden todo esto con prístina claridad.

Y esos servicios son el verdadero desafío del hogar, porque muchos tienen que programarse para cumplir con necesidades que hoy existen y muchos otros serán creaciones que aparecerán gracias a que el mundo nos plantea nuevas posibilidades.

Un servicio podría ser el famoso control de stock que veíamos en la heladera inteligente. Esa heladera que se conectaba directamente con el supermercado para pedir las cosas que faltaban.

Un lindo servicio es el de la sincronización de mis fotos con mi librería en línea y mi librería local. Enchufo la cámara en mi computadora personal, elijo las fotos que quiero conservar y las copio en la librería del servidor. Éste se ocupará de sincronizarlas con Flickr sin que yo tenga que preocuparme más. Hasta puedo apagar mi computadora personal.

Mi servidor hogareño se ocupa del mail, y yo lo accedo por IMAP. Lo puedo acceder desde cualquier computadora del mundo. Fui quitándo responsabilidades de la pc hasta dejarla con muy poquitas cosas. Es como separar el cerebro del músculo. Transfiere tranquilidad a todo el cuerpo.

Armar la lista de canciones que quiero escuchar es una actividad creativa, pero poner música de fondo en la sala de estar (en Argentina le decimos Living) es un servicio. Los nombres de las listas refieren a situaciones y ambientes.

Los servicios pueden ser además, la base de otro servicio. Por ejemplo: el banco me envía un correo con el saldo y con las novedades de las transferencias. El correo es un servicio, y por lo tanto, el servidor puede transferirle ese correo a otro servicio que se dedica a acumular esa información para conformar el historial de mis cuentas. Todavía estoy trabajando para hacer un esquema de consolidación de gastos, que actualice los datos desde múltiples clientes en diferentes computadoras.

Mi experiencia ha sido muy positiva, y creo que todos terminaremos teniendo un servidor en el hogar. Más allá de lo geek que yo soy, el concepto una vez pulido se transformará en un electro doméstico de primera necesidad.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home